domingo, 30 de noviembre de 2014

Comenzamos curso.



Comenzamos un nuevo curso, un curso por vivir, un curso por disfrutar, un curso por aprender y compartir, y parece ser que  lo “nuevo” está de moda.

Si consultamos el término “nuevo” en el Nuevo diccionario de la real Academia de la lengua, Entre las acepciones del adjetivo  nuevo  se encuentran algunas  como “Recién hecho o fabricado. Que se ve o se oye por primera vez. Repetido o reiterado para renovarlo. Distinto o diferente de lo que antes había o se tenía aprendido. Recién incorporado a un lugar o a un grupo”

Pues efectivamente este nuevo curso nos enfrentamos a los retos de “hacer y fabricar” nuevos proyectos en los que involucrar a nuestra comunidad educativa. 
También, en el nuevo curso, por supuesto nos encontraremos con aspectos “repetidos o reiterados”, que no caducos y puesto que tan buenos resultados nos han dado,  nuestra tarea irá encaminada a actualizarlos o renovarlos.
Las nuevas metodologías, las nuevas tecnologías, los nuevos espacios de aprendizaje contribuirán a que afrontemos lo distinto y diferente de lo que antes había o se tenía aprendido. Un educación actualizada, que esté acorde a los nuevos tiempos,  necesaria en estos momentos tan “inquietos” y necesitados de cambio que hagan que la sociedad evolucione, sea capaz de  superar las dificultades en las que nos encontramos inmersos.

Nuestro CEO es un centro abierto, colaborativo, por tanto siempre daremos la bienvenida a los “recién incorporado a nuestro lugar o grupo”, ya sea personas, instituciones, metodologías, proyectos o cualquier otra “incorporación”.

Nos encontramos con alumnos que tienen nuevas necesidades, alumnos inmersos en un mundo digital, conectado y con multitud de recursos a su alcance. La escuela debe intentar dar respuesta a esas nuevas necesidades, e ir evolucionando acorde a los nuevos tiempos en los que nos toca vivir. NO SE PUEDE SEGUIR ENSEÑANDO EN EL SIGLO XXI, como en el siglo pasado. Debemos proporcionar a nuestros alumnos un aprendizaje realmente significativo, conectado con la realidad y que forme a ciudadanos realmente competentes y capaces de integrarse en la sociedad.
Las nuevas tecnologías también nos proporcionan nuevas formas de comunicación, vivimos en una sociedad “conectada” y esto facilita los nuevos espacios, como las aulas de tutoría, que nos permiten acercar un poquito más la escuela a las familias. 

JUNTOS DE HACE MEJOR EL CAMINO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada